miércoles, junio 13, 2007

La leyenda de los 5 Anillos: Reloaded


Mundos nacen, mundos mueren, realidades que se fusionan... y narradores de historias que deciden contar nuevos relatos con viejos mimbres...

Provincia de Kamakura, varios años despues de que el Maestro de la Montaña tomara sus últimos discípulos. Una aldea perdida en la frontera del reino. Ikomo no Akano se despierta tras su noche de borrachera. Alguien llama a la autoridad del pueblo... maldita sea... ese es él... Intentando recuperar la compostura se dirige hacía el puente de entrada a la aldea...

Allí, un samurai, miembro de la escolta de Matsu no Mimichiku intenta convencer a una muchachilla, espatarrada en medio del puente, para que deje pasar a su señora. Mimichiku, noble dama del Clan León, se ha criado toda su vida intentando ser el hombre que su padre siempre quiso... aunque finalmente viaja a estas tierras en busca de su prometido, para un matrimonio convenido. Como si no tuviera problemas, ahora parece que su escolta de diez hombres son incapaces de quitar de enmedio a una mocosa. Akano, que acaba de llegar, intenta resolver la situación con la ayuda de Kitsu no Fuji, un monje que ha acudido al pueblo, saliendo del templo por primera vez en su vida, obecediendo a su maestro, que lo ha instado a encontrarse allí con alguien que tendrá algo para él...

En ese momento, un halcón grita en el cielo. Y un enlutado samurai ciego pide permiso para cruzar. Es la gota que colma el vaso y la señora de los Leones ordena una carga. Mas la muchacha, Yoruishi, resulta ser más de lo que aparenta y sube a la grupa del caballo de Mimishiku. La historia pudo acabar en desgracia, más un silbido del ciego samurai, que se presenta como Mirumoto no Shiro, hace que el halcón atraiga la atención de Yoruishi. Fuji, capaz de hablar con las aves, descubre que la relación entre el samurai y el pajaro es más estrecha de lo que parece. En ese momento, cuatro samurais cruzan el puente hacia la, hasta hace poco, tranquila y desértica aldea. Mirumoto no Benkei, del Clan Dragon y tres Cangrejos llegan al pueblo desde la Muralla, donde las valerosas acciones de Benkei le han valido la promesa de tierras y un matrimonio. Mimichiku descubre que Benkei será su señor y que ambos comparten camino hacia el castillo. En ese momento, Shiro y Fuji escuchan avisar al halcón: !Escorpiones!.

Un nutrido grupo de Escorpiones entra a continuación en el pueblo. También se dirigen hacia el castillo. La situación es tensa. Nadie sabe quien manda exactamente en ese momento... sin embargo a Yoruishi esos temas no le importan, y menos cuando ha reconocido al joven Escorpión que fracasó en las pruebas del maestro. La ofensa es cruel y brilla el acero... Afortunadamente, piense lo que piense Shiro, Benkai interviene y consigue evitar la lucha mediante la diplomacia... así que, tras admirar todos las buenas katanas que poseen, parten juntos hacia el castillo.

En el viaje, Benkei reconoce al ronin ciego como miembro del Dragón... algo ha oscurecido el alma del guerrero ciego... una gran pérdida de la que culpa a los Escorpiones. Por su lado, Yoruishi , en medio de su interminable chachara, persecuciones del halcón, entrometerse con los Escorpiones y desaparacer varias veces recuerda algo de la misión dada por su maestro: entregar una caja a alguien que encontraría en el puente. Decide que ha de ser Fuji, el cual, confindido, decide mostrarselo a Mimichiku. Un extraño símbolo decora la tapa, pero la Leona tiene otras preocupaciones en la cabeza. Entre ellas, la de mostrarse sumamente enfadada con todos...

Finalmente, alcanzan el castillo. Benkei les da acceso a todos a la recepción de la señora de estas tierras y su futura esposa. Son recibidos uno a uno y todos quedan prendados del aura de hermosura y bondad que emana de la señora, Akodo no Yago no Asami. Aunque cada uno a su manera... Mimichiku se pregunta si será buena luchadora, Fuji sigue pensando que hace él fuera de la montaña, Akano pone toda su voluntad en pasar del sake... pero no tiene mucha... Shiro, recuerda con dolor su perdida ante tanto amor en el aire. Y Yoruishi... bueno, está por todos lados. Pero... ¿donde están los escorpiones?... al final de la fiesta, aparecen. Los han tenido esperando a la puerta. La situación es tensa, y Yoruishi no ayuda, no... Shiro está esperando su oportunidad de seguir en su camino de duelo y sangre, pero la palabra dada a la Señora del castillo de no atacar a los Escorpiones mientras duren las fiestas lo retiene... Finalmente todo queda en palabras, pero la tensión se puede cortar en el aire....

Comienzan los preparativos de la boda. Un día, una extraña campesina tropieza con Shiro. Extrañado por no ser capaz de espucharla con su fino oido, decide acompañarla al castillo, donde parece estar deseando entrar. Es demasiado torpe para ser una espía, aunque Shiro detecta que hay algo más y que es mejor tenerla vigilada... hasta que se encuentran con Yoruishi y se descubre que se trata de la hija del maestro Matsuo, que ha venido a avisar de que un gran movimiento de tropas escorpiones se está produciendo. Se convoca un consejo de emergencia, donde se decide, por un lado, "invitar" a las tropas aliadas a acudir a la boda con sus mejores armas y hombres, y por otro, enviar a Yoruishi, Akano y uno de los Cangrejos de Benkei a los pasos de las montañas, junto a bandadas de pájaros espía, controlados por Fuji. El resto, recibe las ordenes de vigilar el buen discurrir de la boda.

Y por fin llega el gran día. Todo está dispuesto. La novia, guapísima y el novio muy elegante, como en cualquier universo que se precie. Un pequeño grupo de invitados selectos y la sacerdote, con cuatro ayudantes, que ofician la ceremonia... pero justo cuando esta va a concluir, se descubre la traición... Onis!! Benkei interviene rápido, pero no lo suficiente. El alma de su amada permanece en la mano amputada del Oni. El resto de demonios son eliminados con rapidez, pero el daño está hecho... el cuerpo de la Dama Asami es un cascarón vacío y su alma muere... un mes, poco más, y su esencia de se perderá en la nada...

1 Comments:

Blogger Cristina Urdiales said...

Hola, maestro!
Te escribo como me dijiste para contarte lo que pasa por este castillo tan animado, y ademas te voy a hacer unos dibujitos de los señores del castillo y de los animales de la zona y del pajarito Frifri y de ... vaya, se me ha acabado el pergamino, voy por mas.
---
Bueno, no he encontrado pergamino, pero he cogido un trozo de tela de mi nueva mas mejor amiga, Mimi-chan, que seguro que no le importa. Un uobi o algo asi se llamaba el trapo, que la gente de ciudad le pone nombre a los trapos, que genial, no? Bueno, antes de que se me acabe el ubi este. Fui al puente a hacer lo que me dijiste, solo que se me olvido lo que era, pero es igual, porque conoci a un monton de gente y a mi mas mejor amiga del mundo, Mimi-chan, a la que le cai muy bien enseguida y me llevo al castillo de una señora muy simpatica que se iba a casar con un tipo grande que habla raro y hace todo muy lento y ... ya no me acuerdo de que estaba contando. Bueno, el caso es que habia tipos de esos de los que salen en tus canciones, los Escorpiones, y no eran muy simpaticos, porque nunca querian jugar, salvo en la boda, que entonces jugaron y mucho. Aunque al final no hubo boda, porque le robaron el alma a la señora simpatica, y anda que no habia cosas que robar en el castillo para robar un alma, que luego a ver donde la pones. Que pena, porque Akano se habia vestido de campesina de bodas y todo y le hacia mucha ilusion porque como en la montaña nunca se casa nadie .. si hasta iba a cantar algunas de las canciones que me has enseñado!
Bueno, creo que no me dejo nada importante. Dale saludos a mis compañeros y diles que los echo de menos,

Y.

2:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home