viernes, marzo 10, 2006




-Iä, Iä ¿Puedo pasar, señor?
-Pase, Povedilla, pase.
-Prefiero que me llame por mi nombre Pov-Erghd-Illa, señor.
-Sí, sí, Povedilla. Bien, dígame, ¿cómo van los preparativos para este viaje?
-Muy bien, Oh, Alto Señor Pel-A-Erz. El Gran Dagón está impaciente por comerse un trasantlántico, pero tenemos problemas con la guarnición.
-¿La guarnición, me dice?
-No quiere patatas.
-Hmmm... eso es un problema.
-He pensado, señor... que podríamos usar humanos.
-¿Humanos? ¿No se quejaba de que tenían muchos huesos?
-Sí, pero desde que el Gran Dagón vio en "Saber Vivir" que son buenos para el colesterol, los pide en su dieta.
-Desde luego... no ganamos para trasantlánticos... ¿cuántos se ha comido ya?
-Seis en el último trienio, señor. El Titanic le sentó mal. Creo que fue el ketchup.
-Nada de ketchup en este trasantlántico, Povedilla.
-No señor.
-Y los humanos, que sean rollizos... luego no quiero oír nada de que no le gustan con tanto hueso.
-No señor.
-Hale, hale, vaya preparando a la cocin... a la tripulación.
-Iä, Iä, señor.
-Sí, sí...

2 Comments:

Blogger Bigby said...

Food, exciting and new
Come aboard, we're expecting you
Food, life's sweetest reward
Let it flow, it floats back to you
...

La laralaralará....

12:36 p. m.  
Anonymous Sophie Hapwood said...

Uy, que ambientazooo
Si es gratis, consiganme pasaje de primera. A los pulpos me los como a la gallega. Saludos,

Sophie

12:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home